El sentido común no es el más común de los sentidos.


Nuestro primer encuentro versó sobre el sentido común. La mayoría coincidió en que se entiende que 'todo el mundo' debe poseerlo y que por eso se llama 'común', no obstante parecería que en algunos casos, viendo las opiniones y sopesando los acontecimientos actuales, se carece de él.

Lo primero que hice fue discutir una definición clásica derivada de la etimología griega del término que lo definía como "koiné aisthesis" , la cual une dos significados interesantes como lo son comunidad y sensibilidad. Nos hallamos entonces ante la idea de una sensibilidad común a todos que posibilitaría la construcción de una comunidad con un acuerdo mínimo.

En segundo lugar, una vez posicionados sobre este asunto, hice algunas acotaciones de lo que yo denomino historia de las ideas o de los conceptos. No se trata de hacer una detallada historia de la filosofía, sino de mostrar que cada concepto tiene un origen y forma parte de una tradición de la cual todos somos partícipes. Así, hice referencia a Aristóteles, por ejemplo, que lo definía como la capacidad general de sentir que constituye a la conciencia de la sensación y ayuda a su vez a percibir las sensaciones que son comunes a todos. Aprovechando este giro hacia la conciencia común, añadí un nuevo elemento de mano de los clásicos latinos que vinculaba el sentido común al modo de vivir, de hablar, de actuar y que se desarrolla con el cultivo de la filosofía, según Séneca.

Y fue así, cómo, para agilizar la discusión traje a Kant a colación porque lo relaciona con el  gusto y con los conocimientos básicos que comparte una comunidad.

Con todos estos elementos sobre la mesa -nunca mejor dicho- la participación se hizo muy activa, pues se discutió sobre la cultura compartida en medio de un mundo globalizado. Eso nos llevó a temas como la tolerancia o el respeto. Lo cual aproveché para hacer una propuesta filosófica: si acaso el sentido común estaba relacionado o no con los valores que todos aceptamos como universales y los cuales, se suponen, ayudan a la convivencia.

Hacía falta añadir un ingrediente provocador y lo hice con la mención de la filosofía de la sospecha y su influencia actual, es decir, ¿será que abrigamos una cierta desconfianza común que de alguna manera dinamita la idea de sentido común?

¡No hace falta decir cómo se animó la discusión, piénsalo, querido lector y deja tu comentario.!


_____________________________________
* Definiciones útiles:
1- Juicio sin ninguna reflexión, habitualmente sentido por todo un pueblo, por toda una nación o por todo un género humano [Vico, Sciencia Nova, 1744]
2- Sensatez establecida (…) un conjunto de opiniones o evidencia que sería irrazonable, según se cree, discutir. (…) Hemos aprendido a desconfiar de las evidencias: la sospecha, frente a la unanimidad, es nuestra primera reacción. Es nuestro propio sentido común.” [André Compte-Spoville]


Comentarios

Entradas populares